Archivos y Buen Gobierno por el mundo

¡Hola!

Una vez que ya he terminado, al menos por ahora, mis reflexiones sobre los archivos y la administración electrónica, creo necesario intentar explicar parte de los motivos por los que he estado “ausente” del blog durante gran parte del verano (ya comenté en su momento que mi falta de disciplina podría pesar sobre ello).

En el pasado mes de julio me brindaron la oportunidad de asistir a uno de los eventos archivísticos de mayor calado y tradición en Iberoamérica. Concretamente, estoy hablando de la vigesimocuarta edición del Congreso Archivístico Nacional de Costa Rica, evento organizado anualmente por el Archivo Nacional de Costa Rica para dar a conocer las experiencias iberoamericanas en determinados asuntos archivísticos comunes a todos nuestros países.

En esta ocasión, el Congreso estuvo dedicado al “Buen Gobierno y los Archivos“, prestando especial atención a las realidades comunes que se plantean en cuanto a la transparencia de las administraciones, la Administración electrónica y el papel que juegan los archivos en todo ello.

Entre los ponentes más destacados, debo mencionar a doña María Alejandra Sepúlveda Toro, Directora de Fiscalización del Consejo para la Transparencia de Chile, así como también a Don Carlos Alberto Zapata, Director del Archivo General de la Nación de Colombia, experto en gestión de documentos electrónicos. Ambos nos mostraron las experiencias de sus respectivos países en cuanto a la importancia de la Gestión documental en cuanto al desarrollo de una Administración transparente y electrónica.

Como digo, por mi parte tuve el enorme privilegio de acudir en representación del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para aportar mis conocimientos en un asunto como es el de las tendencias archivísticas al servicio de la transparencia en gobiernos electrónicos, realizando un análisis de la situación española actual.

En mi ponencia, intenté explicar cómo los archivos tienen un papel relevante en la implantación y desarrollo de la Administración Electrónica y la Transparencia. Pero, aunque los archivos tienen algo importante que decir al respecto, para que se los tenga en cuenta, es necesario “remodelar” nuestras prácticas tradicionales y adaptar los modelos de gestión documental.

Para que todos los procesos archivísticos puedan implantarse de la mejor forma posible en la nueva realidad administrativa, ya sea la basada en la transparencia o en los intercambios electrónicos de información, es necesario adaptar los procesos desarrollados en los archivos a los modelos de Gestión Integral de las Organizaciones.

Aquí os cuelgo la presentación que ofrecí durante mi ponencia, por si os interesa (perdonad los errores de formato pero mezclar Power Point con Slideshare es lo que tiene):

Vuelvo a insistir en que, creo, éste es un asunto que va a marcar el futuro de nuestra profesión a medio-largo plazo por lo que deberíamos empezar a “hacérnoslo mirar cuanto antes“.

Nos vemos!

Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s